Bienvenidos a NHK!

Por


Ficha
Nombre:
Bienvenidos a NHK! (NHK ni youkoso)
Autora:
Kenday Oiwa
Año: 2006 (serie abierta en Japón)
Manga:
Traducido por MWfansub
Anime: Estudios Gonzo, podéis bajarlo desde McAnime


En Japón existe una conspiración: Bombardean a los jóvenes con imágenes de lindas chicas moe para que se conviertan en Otakus! Una vez convertidos en otakus, la sociedad los rechazará y se convertirán en Hikikomoris! Todo es culpa de la NHK!!

Este pensamiento es el que corre por la mente de Tatsuhiro Satou, un hikikomori de 20 años que lleva casi 4 encerrado en su apartamento. NHK, la Nihon Hikikomori Kyoukai (Sociedad Japonesa de Hikikomori, cuyas siglas coinciden con una famosa cadena de televisión) aparece en su imaginación y le acompañará a lo largo de todo el manga y el anime.

Yo me he enganchado primero a la serie, pero he descubierto que el manga es muy superior, aunque no es tan cómico como el anime. Así pues, recomiendo que os veáis primero el anime (Purururin os dominará el cerebro, aviso xD) y después os leáis el manga para disfrutar del todo el NHK y descubrir hasta qué punto es terrible la vida de un hikikomori... conozco a unos cuantos (entre los que me incluyo) que se han sentido en parte identificados T.T



Me ha apasionado tanto el tema que buscando buscando por el dios Google he encontrado un artículo en el New York Times que me ha encantado, además de unas cuantas cosillas interesantes que os dejo relatadas aquí:

Hikikomori
: adolescente o adulto joven abrumado por la sociedad japonesa y que se siente incapaz de cumplir los roles sociales que se espera de el/ella, reaccionando con un aislamiento social. También llamados "niños caracol".


Es el síndrome más famoso internacionalmente con origen en Japón, y lo alarmante es que se está convirtiendo en un fenómeno social: Según algunas estimaciones, puede que haya un millón de hikikomoris en Japón, la mayoría varones primogénitos.

Algunos expertos predicen que la mayoría de hikikomori que se encierran durante un año o más no puedan volver a rehacer sus vidas. Eso significa que si por fin salen de sus habitaciones es posible que no puedan tener un trabajo a tiempo completo o involucrarse en una relación larga. Y muchos de ellos nunca llegarán a salir. El pensamiento común de un hikikomori es: "mejor quedarse en mi habitación que arriesgarse a salir al mundo y fallar"

La tasa de rechazo a la escuela se ha doblado desde 1990 (muchos chavales se pelan las clases durante un mes o incluso durante más de un año, se considera el precursor del sindrome de hikikomori). "Los hombres comienzan a sentir la presión en el bajo instituto, y su éxito está ampliamente definido en pocos años" dijo James Roberson, un antropólogo cultural. "Muchos de estos estudiantes se dicen a sí mismos: al diablo, no me gusta y no sé hacerlo bien" Además, la sociedad japonesa puede permitírselo. Los jóvenes permanecen en casa de sus padres hasta la veintena y la mayoría de familias tienen suficiente capital como para mantener a sus hijos indefinidamente... y así lo hacen.

El Dr. Tamaki Saito Saito, que ha tratado más de 1000 pacientes de hikikomori como director médico del Sofukai Sasaki Hospital a las afueras de Tokio, ve el problema como una enfermedad familiar y social, causada en parte por la dependencia entre los padres japoneses y sus hijos, y la presión hacia los chicos, sobre todo si son hijos mayores, de ser los mejores tanto en el mundo académico como en el mundo empresarial. Los padres japoneses de hoy les piden tanto a sus hijos porque el estado les permite tener muy poca descendencia para mantener la tasa de natalidad. Todas las esperanzas de un padre se dirigen al hijo mayor: si no consigue colocarse en la élite académica y empresarial lo ven como un fracaso.


En nuestra cultura, los adolescentes, casi por definición, rechazan la sociedad y no encuentran sitio en ella. Su respuesta muchas veces es unirse a una "tribu urbana": Skins, góticos, punkarras, frikis... lo que sea para llamar la atención. Pero en Japón, donde prima la uniformidad y resaltar casi es un pecado nacional, la rebelión aparece de forma muda, como los hikikomori. Cada país tiene sus propios problemas con la juventud: En Estados Unidos se unen a bandas callejeras, en España se meten de todo en las macrodiscotecas... En Japón reina la apatía como forma de enfrentar el miedo a lo desconocido.


Aquí os dejo un cortometraje documental de Francesc Jodice, os lo recomiendo aunque esté subtitulado en inglés. También hay un pequeño documental en español subido al Youtube, pero no es tan bueno como el de Jodice.

Biotess.



Fuentes: New York Times Magazine | Crazy Japan | Wikipedia sobre Hikikomori | Wikipedia sobre NHK |

4 Comments

  • Oldekiel dice:

    Oh! que gran serie manga, 3 tomos y quiero el 4º ya!. Segun he leido, con el tomo 6 que va a salir en Japón te regalan el juego que estan programando los protagonistas.

    Yo también me he sentido identificado mas de una vez con Satou, pobre chaval...a veces pienso de que haber nacido en Japon, estaria en una situación parecida a la suya. Suena liberadora la idea de una vida sin responsabilidades, solo tu y tu habitación. Pero a la vez asusta llevar una vida tan solitaria, mas que por decisión propia, por miedo.

    Me ha impactado el numero de casos: un millon de hikikomoris son muchos hikikomoris... Algo no funciona bien en el País del Sol Naciente...

  • Pisuka dice:

    purururin pururu purururin ^_^

    me llama la atencion, pero creo q prefiero el manga al anime, aunq supongo q al final acabare bajandome el anime tb xDDD

  • Kalifer dice:

    Wenas, he llegado a vuestro blog gracias a que habeis sido blog del dia y me está gustando bastante. De NHK he visto el anime, si sigue publicandose, ¿quiere decir que el final del anime es falso?, ¿dices que el anime es más comico? A mi me parece un dramón importante XD.
    Puestos a pedir que veo ahora (me acabo de terminar "el cazador de la bruja") Gurren Laggan o School Days? THx me quedaré por estos lares.

  • Biotess dice:

    No me he acabado el anime, eso hay que reconocerlo, así que es posible que luego se vuelva más dramático, pero si te lees el manga es... diox, depresion pura y dura xD

    Si me preguntas entre Gurren Lagann y School days... mmm déjame que me lo piense una milésima de segundo... GURREN LAGANN!!! xDDD Es brutal!

    Por cierto, bienvenido a Nishibu! ^_^