Samurai Champloo

Por


Ficha
Nombre: Samurai Champlo
Autores: Shimoigusa Champloos (Manglobe Inc.)
Año: 2004
Animación: Shinichiro Watanabe y Kazuto Nakazawa
Manga: Maseru Gotsubo
OSTs: Tsutchie / Fat Jon / Nujabes / Force of Nature
Videojuegos: Samurai Champloo: Sidetracked

Merchandising: Juegos | Figuritas | Manga | en StrikeGames!

Samurai Champloo fue un proyecto ideado y producido por Manglobe Inc. para aparecer de forma simultánea como anime, manga, bandas sonoras, videojuegos y merchandising. Este plan multimedia se llevó a cabo mediante un grupo específico de trabajo al que bautizaron como Shimoigusa Champloos.

El producto estrella de este proyecto fue el anime: consta de 26 capítulos que en Japón se emitieron divididos en dos temporadas entre 2004 y 2005. Técnicamente este anime tiene una animación de matrícula de honor, que se acompaña de una banda sonora de lo más original repleta de temas pegadizos a ritmo de hip-hop. El buen hacer de Shinichiro Watanabe como director prestigioso (recordad Cowboy Bebop) se mezcla a la perfección con el diseñador de personajes Kazuto Nakazawa, que ha trabajado también en los fragmentos animados de Kill Bill.

La historia
Por un lado tenemos a Jin, un samurai misterioso, tradicional y educado con un talento prodigioso para la espada (el Samurai). Por el otro tenemos a Mugen, un guerrero salvaje de Okinawa, anárquico y mujeriego con un estilo de combate inspirado en el futuro Break Dance (el Champloo, Champuru es una comida de Okinawa que viene a significar "mezcla"). Como no podía ser de otra forma, se rechazan al instante y tratan de matarse el uno el otro. Por suerte o por desgracia, acaban siendo rescatados por una alocada jovencita llamada Fuu, que los convence para dejar de lado temporalmente sus diferencias y ayudarla a encontrar al misterioso “samurai que huele como los girasoles” en un emocionante viaje de consecuencias imprevisibles y oscuras tramas de las que consiguen salir airosos mediante espectaculares combates.

Tiene gracia que el nombre de Samurai Champloo tenga una forma similar a Cowboy Bebop: Cowboy y Samurai son dos luchadores solitarios puramente románticos, mientras que Champloo y Bebop son dos palabras muy actuales que tienen el mismo significado de improvisación y mezcla.

Lo primero que me llamó la atención del anime, dejando a parte la banda sonora, fue el tratamiento que le daban al aspecto visual: Era el Japón feudal, y a la vez, el Japón moderno. Tradicional como kimonos, katanas y busquedas románticas cuya única pista, "el olor de algo que no huele" parece surgida de un ancestral proverbio zen (o de un anuncio de compresas, chiste facil). Y moderno con vertiginosos cambios de plano al ritmo de la musica, videoscratching, grafittis en los muros de Edo o situaciones totalmente fuera de lugar y de tiempo como un partido de beisbol entre americanos y japoneses o la tradicional historia japonesa de fantasmas, protagonizada esta vez por zombies y un meteorito(¡¿?!). Una historia de samurais de toda la vida, pero con estética videoclip.

Los personjes, clásicos dentro del cánon de historias de samurais y del shonen japonés. Los polos opuestos, el aplicado y el anárquico, el sereno y el violento, el adiestramiento y la improvisación, rivales declarados pero envidiandose y respetandose el uno al otro bajo la superficie. Todo equilibrado por la chica que cierra el triangulo amoroso y los mantiene unidos (y vivos).

La historia queda en un plano secundario, habiendo mayoría de capitulos autoconclusivos, pero no por ello menos interesantes y a veces delirantes, y siempre bajo la óptica del hip-hop y la cultura urbana moderna. Me encantó el duelo entre hermanos por ver quien de los dos era el mejor empuñando el spray de pintura pintando grafos en los muros de la ciudad.
Ni bueno ni malo me pareció el final: tal vez un poco predecible pero correcto (mantener el liston a la altura del final de Cowboy Bebop era un reto muy grande), y con una duración justa. 26 capitulos dan para contar lo que se quiere contar y del modo tan original como lo hacen.

El parón de un año entre las dos temporadas de la serie permitió que los fans, alucinados con la primera temporada, se atiborraran de todo el merchandising que Manglobe les quiso proporcionar para hacer la espera más llevadera:

Maseru Gotsubo es novatillo en el mundo del manga pero le ha dado un toque original a la adaptación: cuando lo compré pensé que iba a tener toda una saga de tropecientos tomos calcados al anime, y sin embargo lo que tuve en mis manos fue un manga bastante distinto al anime y de sólo dos tomos. Da la impresión de que está hecho aprisa y corriendo pero aún así conserva la gracia y el desparpajo tan característicos de la serie. A partir del segundo capítulo la historia se separa para presentarnos historias livianas, con predominio del humor y la aventura sin necesidad de mostrar tanta sangre y violencia como la animación. Sin embargo os recomiendo que os veáis primero la serie.

El manga si que me decepcionó profundamente, no esta para nada a la altura. Tal vez porque a Maseru Gotsubo le venia grande un encargo como este, o porque los directivos no supieron enfocar el querer hacer algo nuevo y no una repetición de la serie, o simplemente porque es un subproducto hecho simplemente para vender aprovechando la estela del anime sin importar la calidad. Sea como sea, es un punto menos para los
Shimoigusa Champloos. No entretiene, es confuso y no aporta nada nuevo. Lo único bueno es que por suerte es corto.


La banda sonora
Lo primero que te viene a la mente al escuchar la banda sonora es qué demonios pinta el hip-hop en la era Edo, donde transcurre la historia... Pues queda genial, en lugar de destrozar el espíritu histórico (bueno, un poco sí que lo rompe) ayuda a narrar la historia de forma muy original. Después de la calidad de la animación la música es lo que más llama la atención. Primero porque no te lo esperas, y segundo porque es buenísima. Es un estilo que nunca había oído, así que no sabría clasificarlo... chill-hiphop?

Cómo banda sonora para un anime, es cuanto menos original y mas teniendo en cuenta que es un anime situado cronológicamente hace casi 200 años en el pasado. Los primeros momentos puede chocar bastante, descolocar e incluso desagradar, como suele pasar con casi todo lo nuevo...pero al cabo de un rato esta tan integrada en la serie que otra música no podría irle tan a la perfección. Eso si, tanto le va el anime a la banda sonora como a la inversa, se complementan tanto que intentar disfrutarlos por separado da como resultado una experiencia un tanto pobre. La BSO consta casi exclusivamente de bases rítmicas sampleadas bastante cojas y aburridas. Por supuesto hay excepciones, tanto el opening como el ending se dejan escuchar muy bien mas algún que otro corte mas que como bien ha dicho Biotess va perfecto para tener como musica de fondo.

Aquí os dejamos unas cuantas pistas, a ver qué os parecen:


El videojuego

También desarrollado por Shinichiro Watanabe, "Samurai Champloo: Sidetracked" es exclusivo para PS2 y podría ser perfectamente un capítulo más del anime. Podremos escoger entre Mugen y Jin, cada uno con su peculiar estilo de lucha. Es un juego de acción bastante típico en tercera pesona, pero con la peculiaridad de que cada golpe tiene representado un sample de hiphop: eso significa que podremos realizar nuestra propia banda sonora a base de combos durante la pelea! Tiene muy buena pinta, pero yo, pobre mortal, no tengo PS2 T.T así que si alguien tiene el juego que nos comente qué tal ^_^

Es un juego que podria pasar como uno mas del montón, acción en escenarios lineales, con una historia flojilla y unos graficos que no son ni mucho menos para tirar petardos. Sin embargo los combates son algo mas que apretar botones esperando que surja un combo destructor: se debe combatir siguiendo el ritmo de la musica. Se tienen varios platos con distintos sampleados y solo se pueden hacer determinados golpes en ciertos compases asi que es crucial saber elegir tanto el plato a usar como el golpe a realizar. Original, pero no me llama lo suficiente como para engancharme a él.


Como conclusión, Selecta Visión pondrá a la venta este 22 de febrero una Edición Limitada y exclusiva de la serie de anime de Samurai Champloo, de forma íntegra en una Box que recoge los 26 episodios de esta serie de anime.

Biotess y Oldekiel.

Fuentes: Samurai Champloo DVD | Meristation | Wikipedia | Samurai Champloo Foro

4 Comments

  • Makata-kun dice:

    Una pregunta, la canción del ending es así tal cual? o existe una versión "normal" que no parece "remix", ya que me parece alucinante y me alucinaría más que fuera una canción totalmente independiente, esa frase con la que comienza...Se me entiende?

  • Biotess dice:

    Es así tal cual, la que has escuchado es la versión original. Yo no he encontrado ninguna otra versión sin el sample, prueba a buscar el nombre de la cantante, quizá tenga una versión propia en su disco ^_^

  • Geo dice:

    mmmm la pintais muy bien, llevo un par de semanas viendo el cofre con la serie, me bajare algun episodio y si me engancha lo mismo me la pillo

  • Entropi@ dice:

    En este caso concreto me debato entre la admiración y el rechazo. Como ya habeis dicho, el diseño y la animación son inmejorables...pero esos capitulos autoconclusivos...a veces me daban ganas de ver aArguiñano antes que tarminar de verlos. Al final me quedé...no me acuerdo donde me quede...tal vez cuando Mugen se encuentra con sus "antiguos compañeros" piratas. Supongo que las bases de hip-hop acabarn por destruirme el enganche.