Bienvenidos a NHK!

Por


Ficha
Nombre:
Bienvenidos a NHK! (NHK ni youkoso)
Autora:
Kenday Oiwa
Año: 2006 (serie abierta en Japón)
Manga:
Traducido por MWfansub
Anime: Estudios Gonzo, podéis bajarlo desde McAnime


En Japón existe una conspiración: Bombardean a los jóvenes con imágenes de lindas chicas moe para que se conviertan en Otakus! Una vez convertidos en otakus, la sociedad los rechazará y se convertirán en Hikikomoris! Todo es culpa de la NHK!!

Este pensamiento es el que corre por la mente de Tatsuhiro Satou, un hikikomori de 20 años que lleva casi 4 encerrado en su apartamento. NHK, la Nihon Hikikomori Kyoukai (Sociedad Japonesa de Hikikomori, cuyas siglas coinciden con una famosa cadena de televisión) aparece en su imaginación y le acompañará a lo largo de todo el manga y el anime.

Yo me he enganchado primero a la serie, pero he descubierto que el manga es muy superior, aunque no es tan cómico como el anime. Así pues, recomiendo que os veáis primero el anime (Purururin os dominará el cerebro, aviso xD) y después os leáis el manga para disfrutar del todo el NHK y descubrir hasta qué punto es terrible la vida de un hikikomori... conozco a unos cuantos (entre los que me incluyo) que se han sentido en parte identificados T.T



Me ha apasionado tanto el tema que buscando buscando por el dios Google he encontrado un artículo en el New York Times que me ha encantado, además de unas cuantas cosillas interesantes que os dejo relatadas aquí:

Hikikomori
: adolescente o adulto joven abrumado por la sociedad japonesa y que se siente incapaz de cumplir los roles sociales que se espera de el/ella, reaccionando con un aislamiento social. También llamados "niños caracol".


Es el síndrome más famoso internacionalmente con origen en Japón, y lo alarmante es que se está convirtiendo en un fenómeno social: Según algunas estimaciones, puede que haya un millón de hikikomoris en Japón, la mayoría varones primogénitos.

Algunos expertos predicen que la mayoría de hikikomori que se encierran durante un año o más no puedan volver a rehacer sus vidas. Eso significa que si por fin salen de sus habitaciones es posible que no puedan tener un trabajo a tiempo completo o involucrarse en una relación larga. Y muchos de ellos nunca llegarán a salir. El pensamiento común de un hikikomori es: "mejor quedarse en mi habitación que arriesgarse a salir al mundo y fallar"

La tasa de rechazo a la escuela se ha doblado desde 1990 (muchos chavales se pelan las clases durante un mes o incluso durante más de un año, se considera el precursor del sindrome de hikikomori). "Los hombres comienzan a sentir la presión en el bajo instituto, y su éxito está ampliamente definido en pocos años" dijo James Roberson, un antropólogo cultural. "Muchos de estos estudiantes se dicen a sí mismos: al diablo, no me gusta y no sé hacerlo bien" Además, la sociedad japonesa puede permitírselo. Los jóvenes permanecen en casa de sus padres hasta la veintena y la mayoría de familias tienen suficiente capital como para mantener a sus hijos indefinidamente... y así lo hacen.

El Dr. Tamaki Saito Saito, que ha tratado más de 1000 pacientes de hikikomori como director médico del Sofukai Sasaki Hospital a las afueras de Tokio, ve el problema como una enfermedad familiar y social, causada en parte por la dependencia entre los padres japoneses y sus hijos, y la presión hacia los chicos, sobre todo si son hijos mayores, de ser los mejores tanto en el mundo académico como en el mundo empresarial. Los padres japoneses de hoy les piden tanto a sus hijos porque el estado les permite tener muy poca descendencia para mantener la tasa de natalidad. Todas las esperanzas de un padre se dirigen al hijo mayor: si no consigue colocarse en la élite académica y empresarial lo ven como un fracaso.


En nuestra cultura, los adolescentes, casi por definición, rechazan la sociedad y no encuentran sitio en ella. Su respuesta muchas veces es unirse a una "tribu urbana": Skins, góticos, punkarras, frikis... lo que sea para llamar la atención. Pero en Japón, donde prima la uniformidad y resaltar casi es un pecado nacional, la rebelión aparece de forma muda, como los hikikomori. Cada país tiene sus propios problemas con la juventud: En Estados Unidos se unen a bandas callejeras, en España se meten de todo en las macrodiscotecas... En Japón reina la apatía como forma de enfrentar el miedo a lo desconocido.


Aquí os dejo un cortometraje documental de Francesc Jodice, os lo recomiendo aunque esté subtitulado en inglés. También hay un pequeño documental en español subido al Youtube, pero no es tan bueno como el de Jodice.

Biotess.



Fuentes: New York Times Magazine | Crazy Japan | Wikipedia sobre Hikikomori | Wikipedia sobre NHK |

Samurai Champloo

Por


Ficha
Nombre: Samurai Champlo
Autores: Shimoigusa Champloos (Manglobe Inc.)
Año: 2004
Animación: Shinichiro Watanabe y Kazuto Nakazawa
Manga: Maseru Gotsubo
OSTs: Tsutchie / Fat Jon / Nujabes / Force of Nature
Videojuegos: Samurai Champloo: Sidetracked

Merchandising: Juegos | Figuritas | Manga | en StrikeGames!

Samurai Champloo fue un proyecto ideado y producido por Manglobe Inc. para aparecer de forma simultánea como anime, manga, bandas sonoras, videojuegos y merchandising. Este plan multimedia se llevó a cabo mediante un grupo específico de trabajo al que bautizaron como Shimoigusa Champloos.

El producto estrella de este proyecto fue el anime: consta de 26 capítulos que en Japón se emitieron divididos en dos temporadas entre 2004 y 2005. Técnicamente este anime tiene una animación de matrícula de honor, que se acompaña de una banda sonora de lo más original repleta de temas pegadizos a ritmo de hip-hop. El buen hacer de Shinichiro Watanabe como director prestigioso (recordad Cowboy Bebop) se mezcla a la perfección con el diseñador de personajes Kazuto Nakazawa, que ha trabajado también en los fragmentos animados de Kill Bill.

La historia
Por un lado tenemos a Jin, un samurai misterioso, tradicional y educado con un talento prodigioso para la espada (el Samurai). Por el otro tenemos a Mugen, un guerrero salvaje de Okinawa, anárquico y mujeriego con un estilo de combate inspirado en el futuro Break Dance (el Champloo, Champuru es una comida de Okinawa que viene a significar "mezcla"). Como no podía ser de otra forma, se rechazan al instante y tratan de matarse el uno el otro. Por suerte o por desgracia, acaban siendo rescatados por una alocada jovencita llamada Fuu, que los convence para dejar de lado temporalmente sus diferencias y ayudarla a encontrar al misterioso “samurai que huele como los girasoles” en un emocionante viaje de consecuencias imprevisibles y oscuras tramas de las que consiguen salir airosos mediante espectaculares combates.

Tiene gracia que el nombre de Samurai Champloo tenga una forma similar a Cowboy Bebop: Cowboy y Samurai son dos luchadores solitarios puramente románticos, mientras que Champloo y Bebop son dos palabras muy actuales que tienen el mismo significado de improvisación y mezcla.

Lo primero que me llamó la atención del anime, dejando a parte la banda sonora, fue el tratamiento que le daban al aspecto visual: Era el Japón feudal, y a la vez, el Japón moderno. Tradicional como kimonos, katanas y busquedas románticas cuya única pista, "el olor de algo que no huele" parece surgida de un ancestral proverbio zen (o de un anuncio de compresas, chiste facil). Y moderno con vertiginosos cambios de plano al ritmo de la musica, videoscratching, grafittis en los muros de Edo o situaciones totalmente fuera de lugar y de tiempo como un partido de beisbol entre americanos y japoneses o la tradicional historia japonesa de fantasmas, protagonizada esta vez por zombies y un meteorito(¡¿?!). Una historia de samurais de toda la vida, pero con estética videoclip.

Los personjes, clásicos dentro del cánon de historias de samurais y del shonen japonés. Los polos opuestos, el aplicado y el anárquico, el sereno y el violento, el adiestramiento y la improvisación, rivales declarados pero envidiandose y respetandose el uno al otro bajo la superficie. Todo equilibrado por la chica que cierra el triangulo amoroso y los mantiene unidos (y vivos).

La historia queda en un plano secundario, habiendo mayoría de capitulos autoconclusivos, pero no por ello menos interesantes y a veces delirantes, y siempre bajo la óptica del hip-hop y la cultura urbana moderna. Me encantó el duelo entre hermanos por ver quien de los dos era el mejor empuñando el spray de pintura pintando grafos en los muros de la ciudad.
Ni bueno ni malo me pareció el final: tal vez un poco predecible pero correcto (mantener el liston a la altura del final de Cowboy Bebop era un reto muy grande), y con una duración justa. 26 capitulos dan para contar lo que se quiere contar y del modo tan original como lo hacen.

El parón de un año entre las dos temporadas de la serie permitió que los fans, alucinados con la primera temporada, se atiborraran de todo el merchandising que Manglobe les quiso proporcionar para hacer la espera más llevadera:

Maseru Gotsubo es novatillo en el mundo del manga pero le ha dado un toque original a la adaptación: cuando lo compré pensé que iba a tener toda una saga de tropecientos tomos calcados al anime, y sin embargo lo que tuve en mis manos fue un manga bastante distinto al anime y de sólo dos tomos. Da la impresión de que está hecho aprisa y corriendo pero aún así conserva la gracia y el desparpajo tan característicos de la serie. A partir del segundo capítulo la historia se separa para presentarnos historias livianas, con predominio del humor y la aventura sin necesidad de mostrar tanta sangre y violencia como la animación. Sin embargo os recomiendo que os veáis primero la serie.

El manga si que me decepcionó profundamente, no esta para nada a la altura. Tal vez porque a Maseru Gotsubo le venia grande un encargo como este, o porque los directivos no supieron enfocar el querer hacer algo nuevo y no una repetición de la serie, o simplemente porque es un subproducto hecho simplemente para vender aprovechando la estela del anime sin importar la calidad. Sea como sea, es un punto menos para los
Shimoigusa Champloos. No entretiene, es confuso y no aporta nada nuevo. Lo único bueno es que por suerte es corto.


La banda sonora
Lo primero que te viene a la mente al escuchar la banda sonora es qué demonios pinta el hip-hop en la era Edo, donde transcurre la historia... Pues queda genial, en lugar de destrozar el espíritu histórico (bueno, un poco sí que lo rompe) ayuda a narrar la historia de forma muy original. Después de la calidad de la animación la música es lo que más llama la atención. Primero porque no te lo esperas, y segundo porque es buenísima. Es un estilo que nunca había oído, así que no sabría clasificarlo... chill-hiphop?

Cómo banda sonora para un anime, es cuanto menos original y mas teniendo en cuenta que es un anime situado cronológicamente hace casi 200 años en el pasado. Los primeros momentos puede chocar bastante, descolocar e incluso desagradar, como suele pasar con casi todo lo nuevo...pero al cabo de un rato esta tan integrada en la serie que otra música no podría irle tan a la perfección. Eso si, tanto le va el anime a la banda sonora como a la inversa, se complementan tanto que intentar disfrutarlos por separado da como resultado una experiencia un tanto pobre. La BSO consta casi exclusivamente de bases rítmicas sampleadas bastante cojas y aburridas. Por supuesto hay excepciones, tanto el opening como el ending se dejan escuchar muy bien mas algún que otro corte mas que como bien ha dicho Biotess va perfecto para tener como musica de fondo.

Aquí os dejamos unas cuantas pistas, a ver qué os parecen:


El videojuego

También desarrollado por Shinichiro Watanabe, "Samurai Champloo: Sidetracked" es exclusivo para PS2 y podría ser perfectamente un capítulo más del anime. Podremos escoger entre Mugen y Jin, cada uno con su peculiar estilo de lucha. Es un juego de acción bastante típico en tercera pesona, pero con la peculiaridad de que cada golpe tiene representado un sample de hiphop: eso significa que podremos realizar nuestra propia banda sonora a base de combos durante la pelea! Tiene muy buena pinta, pero yo, pobre mortal, no tengo PS2 T.T así que si alguien tiene el juego que nos comente qué tal ^_^

Es un juego que podria pasar como uno mas del montón, acción en escenarios lineales, con una historia flojilla y unos graficos que no son ni mucho menos para tirar petardos. Sin embargo los combates son algo mas que apretar botones esperando que surja un combo destructor: se debe combatir siguiendo el ritmo de la musica. Se tienen varios platos con distintos sampleados y solo se pueden hacer determinados golpes en ciertos compases asi que es crucial saber elegir tanto el plato a usar como el golpe a realizar. Original, pero no me llama lo suficiente como para engancharme a él.


Como conclusión, Selecta Visión pondrá a la venta este 22 de febrero una Edición Limitada y exclusiva de la serie de anime de Samurai Champloo, de forma íntegra en una Box que recoge los 26 episodios de esta serie de anime.

Biotess y Oldekiel.

Fuentes: Samurai Champloo DVD | Meristation | Wikipedia | Samurai Champloo Foro

Uzumaki: La espiral del miedo

Por
















Ficha

  • Nombre: Uzumaki
  • Autor: Junji Ito
  • Año: 1988 (2004)
  • Editorial: Planeta
El terror a partir de lo cotidiano es un género bastante difundido en Japón. En Uzumaki, un caracol o un peinado diferente produce mucho más horror que un asesino en serie.
Este manga que ha tardado casi 20 años en llegar a España es un buen ejemplo del miedo a cosas aparentemente sencillas, y por fin alguien se decidió a publicarlo. A mí me lo recomendaron unos amigos y ese mismo año nos lo compramos en el Salón del manga, una obra maestra como ésta merece un sitio en nuestra estantería.
Uzumaki está en lectura occidental y la calidad de la imagen no es especialmente buena, pero el papel es gordo y tiene un tamaño mayor que los mangas comunes.

La historia
El padre de Shuichi, el novio de Kirie, está obsesionado con las espirales. En el idílico pueblo de Kurozu allá donde mires hay una de estas formas hipnotizantes... poco a poco todo el mundo acaba obsesionado con las espirales, pero parece que sólo Shuichi y Kirie se dan cuenta del ambiente insano que azota la ciudad y la precipita hacia la caída...

Los 6 tomos incluyen 2 o 3 historias bastante independientes, en las que los acontecimientos se suceden de una forma cada vez más vertiginosa hasta que te das cuenta de que ya no hay vuelta atrás posible: ¡Junji Ito consigue hacer una narración en espiral! Los hechos de las narraciones en principio independientes se reflejan después en los últimos números hasta desembocar en un final cuanto menos sorprendente.



El autor

Junji Ito se ha convertido en un famoso dibujante de manga de terror desde su primer manga (Tomie) y si os gusta Uzumaki no podéis dejar de leer Gyo, es asquerosamente genial. Ese efecto impactante en las viñetas lo consigue combinando un trazo claro y fino para los protagonistas con uno oscuro y lleno de sombras para los afectados por la maldición de las espirales.

El manga

‘Uzumaki’ se rige por una lógica de pesadilla: el miedo a lo desconocido, las imágenes perturbadoras y la sensación de que es imposible frenar los acontecimientos. ¿Nunca has soñado que algo horrible va a pasar y solamente tú, impotente, te das cuenta? Esa es la sensación te acompaña hasta el último tomo. Saber que algo va muy mal y que la gente del pueblo quiera ignorarlo sin hacer nada para escapar a mí personalmente me resulta terrorífico.

El verdadero objetivo de ‘Uzumaki’ es Perturbar: las escenas de los personajes afectados por la obsesión de la espiral son tan inquietantes que te atosigan y persiguen a lo largo de las páginas, y no puedes evitar preguntarte qué nuevo horror te encontrarás al volver la página.

Como bien dijo Alejandro Romero, "Uzumaki" no es una de esas pesadillas caprichosas que te juran amor eterno y luego permiten que te despiertes: de "Uzumaki" no se despierta.


Biotess

Fuentes: Junji Ito Fansite | Tebeosblog | Oorei! | Comic Fill-In | Uzumaki |

La dosis semanal

Por

Gracias a los chicos de Kurogami pude hacerme hace unos días con la revista de cómics más vendida del mundo, soy uno de los 6 millones de personas que tienen su dosis semanal de Weekly Jump. Visto así no parece tan exclusivo T.T
La Weekly Jump es la publicación semanal de la Shōnen Jump (少年ジャンプ) editada por la todopoderosa Shūeisha. En ella se han publicado series tan conocidas y valoradas en todo el mundo como Dragon Ball, Rurouni Kenshin o Death Note. Es posible que casi todo el Shōnen que ha llegado a España ha salido de las páginas de esta revista.


Y ahora que tengo en mis manos el número 50, correspondiente a la última semana, y a pesar de que me habían hablado ya de esta publicación, me sorprenden algunos de sus detalles: Para empezar, su grosor, me recuerda mas a un listín telefónico que a una revista. 21 series que llenan un total de 462 páginas, que se dice rápido. Eso si, el papel deja bastante que desear, reciclado y de muy poco gramaje pero con un grano gordo, unas características que impiden una buena impresión y bajan la calidad de las imágenes.

Ecológicamente hablando es de agradecer que para una publicación con tiradas superiores a los 6 millones semanales prefieran sacrificar antes la calidad de la revista que un bosque entero. De hecho, en Japón este tipo de publicación es de usar y tirar. Se compra, se lee y fin de la diversión, mas adelante y para los otakus coleccionistas ya se editan los tomos tankōbon de las series de éxito, dónde ya ponen mas atención a la calidad, pero ese es otro tema que ya trataremos. Volviendo a los usos de la Weekly Jump, hasta se puede leer gratuitamente en cafés y bares mientras te tomas un refresco y eso me lleva a otra de las cosas que me llamaron la atención, su bajo, muy bajo precio:
23o yen que al cambio son 1,59€. Realmente vale la pena y visto lo que ofrecen a ese precio empieza a darte igual la calidad del papel...

Vamos ahora a lo jugoso, el contenido. He dicho ya que son 21 series, un capítulo de cada una de ellas. Las series en concreto son:
  • Muhyo to Roujii no Mahouritsu Soudan Jimusho
  • Naruto
  • One Piece
  • Bleach
  • D. Gray-man
  • Mejin do Penguin
  • Eyeshield 21
  • P2! Let's Play Ping Pong
  • Katekyou Hitman REBORN
  • Gintama
  • M x O
  • To LOVE ru
  • Shintetsu Bobobo-bo Bo-Bobo
  • Kochira Katsushika-ku Kameari Koen-mae Hashutsujo (Kochikame)
  • Majin Tantei Nogami Neuro
  • HAND'S
  • OVER TIME
  • 斬 - Zan
  • Pyuu to Fuku! Jaguar!
  • Koyaku
  • Taizou Mote King Saga
Al parecer , no sólo de Shōnen vive el joven japonés: La mayoría de series siguen la estela de Naruto o Bleach con adolescentes y poderes que desatan a bofetadas y sablazos, o Spokon con deportistas de todo tipo desde el Futbol Americano de Eyeshield 21 al Ping Pong de P2. Pero también tenemos los chistes verdes de Taizou Mote King Saga, o los "yonkoma manga" al estilo Azumanga de Mejin do Penguin. De todas formas, nada de Mechas ni Jidaimono ni terror y, por supuesto, el shojo ni olerlo.

Entre serie y serie no faltan las dos páginas de anuncios correspondientes intentando vendernos merchandising, juguetes, cosplay, vales descuento para cartas coleccionables, concursos varios, los inevitables tonos para el movil y hasta sprays anti-acné. También me ha parecido reconocer horarios de emisión de las series en televisión, la cartelera de cine anime, bandas sonoras, trucos y pequeñas guías para videojuegos basados en las series que publican...vamos, de todo.

Si supiera japonés seguro que la habría podido disfrutar del todo ^^U, pero me contento con saber lo que es, lo que contiene y envidiar a todos los japoneses que tienen su (sobre)dosis semanal de Shōnen.

Oldekiel