La Fórmula del Exito

Por

Que el shonen actual es un producto cuyo único fin es que se venda bien sin importar su calidad es un secreto a voces. Muchos años han pasado ya desde que el primer manga para adolescentes se diera a conocer al gran publico. Y mucho dinero ha pasado de manos desde aquel momento hasta ahora. Las empresas editoriales, como cualquier empresa, tienen como objetivo obtener beneficios con sus productos y cuanto mayor sea el beneficio, mejor. Para que el beneficio sea el mayor posible, meses antes de lanzar la serie ya tienen preparada toda una campaña de merchandising: Junto a la serie aparecerán muñecos, cartas, llaveros, gashapons, videojuegos y un sinfín de artículos relacionados o no directamente con la serie, pero con el nombre de ésta bien visible sobre ellos. Visto así, es una gran inversión que hace la empresa a expensas de que el público juzgue y decida si esa serie vale o no dejarse los cuartos para decorar cada detalle de su vida con el careto del protagonista.
Dicho ésto, es lógico pensar que cuando una editorial saca una nueva serie, lo hace tras un elaborado estudio del mercado potencial y especialmente del producto que van a ofrecer: todo está medido y calibrado para que una serie tenga éxito. ¿Y qué series shonen han sido las de mas éxito en los últimos años? Pues por poner 4 ejemplos que den la talla: Dragon Ball Z (tal vez el verdadero origen del shonen comercial y donde se puso en práctica por primera vez la fórmula mágica), One Piece (Acaba de cumplir 10 años en lo más alto y sigue batiendo récords), Naruto (el shonen comercial por excelencia actualmente) y Bleach (todo el mundo parece loco por esta serie...). Así pues, ¿cuáles son los elementos que han convertido estas series shonen en éxitos de ventas? He aquí la formula mágica del éxito:
  1. Los personajes: por lo general jóvenes, de edades similares a las de los lectores, es decir, entre los 10 y los 20 años. Todos están estereotipados para que sea fácil diferenciarlos e identificarse con alguno de ellos (todo el mundo debe tener a su favorito). Dos ejemplos muy típicos son el protagonista, con su fortaleza y su debilidad (siempre suelen ser muy buenos en un aspecto pero nulos en otro) y el personaje "cool" (normalmente rival amistoso del protagonista, que suele ser bueno en lo que el protagonista es un patán). Es curioso ver como la tendencia del manga ha hecho que cada vez el protagonista tenga más compañeros, por una parte para cubrir todos los estereotipos posibles y por otra parte para sacarle más provecho al merchandising (¿qué sería de un videojuego de lucha con sólo 4 personajes?).
  2. Los poderes: Podemos llamarlos poder, habilidad o flipada. Los personajes siempre van a tener algo que los diferencie de una persona normal: desde una fuerza sobrehumana, a ser el mejor mortal sobre la tierra (y parte de los cielos) jugando a las canicas. Que el poder esté mejor o peor justificado da igual, lo importante es que llegado el momento se haga uso de él para salir victorioso de todos los enfrentamientos. (¿A quién no le gustaría ser especial para poder salir airoso de cualquier marrón?)
  3. Las motivaciones: Nada de complicar la psicología de los personajes con retorcidos sentimientos que no va a entender un adolescente. Para eso ya está el seinen. Así que las emociones primarias como la amistad, el odio o la venganza entre otras pocas son las mejores para hacer que los personajes avancen en la trama. Hemos de recordar que los personajes son adolescentes: ya no son niños, pero tampoco son adultos. Las luchas servirán para integrarse en un mundo que no los acepta, y ello se consigue sólo mediante autosacrificio y superación personal (no hay nada que con esfuerzo y sufrimiento un protagonista de shonen no pueda realizar). Cada vez que derrote a un enemigo deberá superarse a sí mismo, y ésto hará madurar a los protagonistas. Serán cada vez más hombres y menos niños, pero nunca adultos. En el momento que se hagan mayores, fin de la serie (o en su defecto sacamos unas Bolas de Dragón de la manga y volvemos a transformarlo en niño :P)
  4. La trama: La sucesión de acontecimientos puede estar todo lo adornada que se quiera, pero se limitará al modelo videojuego: Como en la consola, en cada fase (arco argumental o saga en el manga) el protagonista irá derrotando enemigos menores hasta llegar al malo final. Cuando lo derrote subirá de nivel obteniendo nuevas habilidades y pasará a la siguiente fase a por un enemigo final un poco más poderoso. Esto sin duda facilita la comprensión global de la evolución de los personajes y engancha al lector, que deberá seguir leyendo para ver cual será el nuevo poder que habrá obtenido el prota para superar el poder actual. Por supuesto también facilita la adaptación de la serie al videojuego, que resultará realmente fiel. Respecto a esta faceta del shonen me he sentido a veces engañado y decepcionado, pues muchas, por no decir la mayoría de las veces, el planteamiento inicial resulta ser lo único que aporta originalidad a la serie, pero que tal y como avanza ésta, se deja olvidado en el rincón mas oscuro de la mente del editor primeras ideas. Ejemplos como el de Yuyu-hakusho son especialmente decepcionantes. El primer capítulo es muy original: el protagonista muere y se le encomienda ser el detective encargado de resolver los casos en los que los espíritus interfieren en la vida de los humanos. A partir de entonces el argumento da un vuelco y lo que en un principio parecía tan original e interesante se torna un sinfin de combates que se suceden uno tras otro... las investigaciones y casos paranormales vistos desde el otro lado, na de na... se esfuman.
  5. El escenario. Esta parte me ha llamado la atención, es algo en lo que no había caído hasta ahora, pero que resulta muy curioso cuando te das cuenta: Todos los shonen de éxito están ambientados en un mundo donde se mezclan elementos postmodernos con otros tradicionales. Así, nos encontramos con ninjas que usan tecnología punta, shinigamis que van al instituto, piratas leyendo el periódico o personajes de la mitología china combatiendo contra robots que pueden guardarse en una cápsula.
Por suerte, y para no saturar el mercado, no todo el shonen que sacan se ciñe a estos 5 elementos. De vez en cuando nos sorprendemos con alguno que tiene un sexto elemento que puede otorgarle éxito por sí mismo: Calidad.
Tambien me imagino que habrá multitud de editoriales de menor envergadura y con mucha menos ambición o riesgo económico que sí apuestan por un shonen original y de calidad. Pero mucho me temo que si eso en Japón ya escasea, ver como llega a nuestra tienda habitual va a ser poco menos que imposible.

Oldekiel

13 Comments

  • Biotess dice:

    Waw! me ha gustado mucho que le metas caña al shonen de ahora, comparado con obras como Vagabond, Ghost in the Shell o la nueva Planetes dejan bastante que desear xD

    Eso sí, te falta decir algún shonen de calidad: yo propongo Full metal Alchemist, que se sale un poco del modelo "videojuego" y tiene una historia bien currada. ¿Alguno más?

  • Oldekiel dice:

    Vagabond, Ghost in the Shell y Planetes no son shonen, sino seinen. Coincido contigo en Full Metal, sin duda es un shonen que se destaca del resto con elementos originales y rebosante de calidad. Death Note esta tambien a medio camino entre el shonen y el seinen asi que no se si contarlo como shonen de calidad. Otro que me viene a la mente es el manga de Kenshin con una buena trama historica...aunque en otros aspectos es totalmente un shonen comercial ceñido a la formulita de marras.

  • Sousuk3r dice:

    el shonen a día de hoy se esta conviertiendo en animebasura, por eso me gusta mas los seinen como Monster ^^

  • Makata-kun dice:

    Es realmente penoso, como el anime cada vez se aleja más... frusta, ahora me vuelvo como aquellos que miraban a los animes de los 80's, ahora miro a los animes de los 90's.

  • SpideyNext dice:

    La verdad, me he tragado todo el texto para asi, ponerme a trabajar en el shonen "definitivo", porque la explicacion es tan tan buena, que vamos, voy a creas shonens como churros!!(si lo dije en su dia, siempre que entro en nishibu salgo con 2 o 3 cosas nuevas).
    Lo que me choca un poco es que, practicamente dices que shonens como Dragon Ball, Naruto o Bleach carecen de calidad. Simplemente son un exito comercial...
    A que tengan un exito comercial y haya material de todo tipo yo digo TOMA!!! mejor para mi, que soy un jodido consumista y adoro los gashapons, los art books, las replicas, etc. Pero, vamos, que una serie sea un fenomeno de masas (y mas las que has comentado) afirmando practicamente que no tienen calidad... nop, no comparto tu opinion... Acepto que el hecho de transladarlo a anime y a causa del relleno su calidad empeore, pero no que el shonen tal como el autor lo realiza carezca de calidad.

  • Oldekiel dice:

    Hmm...pero que es un manga de calidad?
    Que tenga un buen dibujo? Normalmente el shonen (y me remito a Naruto o Bleach) tiene un dibujo plano, simplificado y claro. No pueden hacer un dibujo elaborado pues es un tipo de narración que se basa en la acción y el dinamismo. Y debido a las fechas de entregas semanales a las que estan sometidos los mangakas, no pueden recrearse mas allá de un nivel óptimo que represente mas o menos claramente la acción. Merecen una mención especial Eiichiro Oda y Akira Toriyama que si han conseguido crear unos diseños de personajes originales y un estilo único y chocante (gusten o no).
    Que tenga una buena historia?
    La trama de un shonen de acción se basa en la acción y la acción tal y como se entiende hoy en las editoriales japonesas es combate tras combate...Puedes ponerle todo el artificio que quieras o un planteamieno original y buscarle mil escusas por las que estan luchando. Pero la acción es la acción...A una peli de Van Damme nunca le daran un premio a la mejor historia. Para buenas historias ya hay otros géneros.
    No dudo que haya shonen de gran calidad, pero desgraciadamente, buena parte del shonen que nos llega aqui ha sido creado con el fin de tener la calidad justa como para que sea legible, han sido creados para funcionar como simple entretenimiento. Y esta función la cumple con creces. Entretienen divierten y emocionan, pero son copias que repiten una formula que ya ha dejado de ser original.

  • Nacho MG dice:

    El éxito comercial no está reñido con la calidad. Por ejemplo, a mi la primera etapa de Dragon Ball, con un Toriyama en plena forma me sigue pareciendo una de las joyas más divertidas y originales del noveno arte.
    En cuanto a productos más actuales, ahí si que te tengo que dar la razón, aunque siempre me quedarán clásicos como Lobo Solitario y Cachorro, Berserk, Evangelion, Akira o el mencionado Dragon Ball para disfrutar de un buen manga.

  • Geo dice:

    Que sabiduría encierran tus palabras , pero no se os olvide el color naranja, Goku, Naruto, el pelo de Ichio, Gon... algo tendrá que ver

  • Gustavo dice:

    tampoco me parece la analogia que haces con que el shonen carece de calidad, pues one piece es una serie con una trama muy buena y bien elaborada, si me dices de accion y mas accion, pues yo no veo para nada eso, yo creo que el drama y el humor pasan muy por encima de lo que es la accion, asi mismo la aventura. Por ejemplo la comparacion de protagonista con el respectivo rival amistoso, no se encuentra en one piece, ademas la formula de que cada vez que derrotan a un enemigo , vienen otro mas fuerte, tampoco se da en one piece, pues se ha podido ver que uno de los ultimos enemigos de luffy es muy debil comparado con el 3 y 4 enemigo que se enfrento, a pesar de que los anteriores gran daño no lo pudieron hacer.
    Bueno yo creo que cada vez el shonen aumentay sale con calidad, ver Hunter x Hunter o Death Note, dos mangas muy inteligentes y de calidad.

  • Oldekiel dice:

    Agradezco tu comentario, pero se mire como se mire, One Piece es un shonen clásico. Que haya elementos de humor o de drama no excluye que el hilo conductor sea la acción y las tortas. Siempre que hay un enfrentamiento se resuelve con la violencia. El humor y el drama aunque abundantes, son secundarios. No es como Bobobo, donde el humor es el hilo conductor y la violencia la escusa.
    Gustavo, no me negaras que Zoro no tiene ciertos aires misteriosos y chulescos que chocan con la actitud abierta y despreocupada de Luffy. Su enfrentamiento no duró mucho, pero uno empezó siendo un pirata y el otro un cazador de piratas...y aun de vez en cuando tienen ciertos roces. No es un vegeta, pero casi.
    Si miras una evolución de los personajes de One Piece, cada vez se han ido haciendo mas poderosos, no tendría ni sentido ni emoción si sus contrincantes no lo fueran también. Pero eso no quita que esa progresión se vea puntualmente truncada, introduciendo a un rival mas débil para relajar la trama o como escusa para introducir nuevos elementos.
    Sin embargo y a pesar de seguir los estandares que exige el gran público One Piece goza de una frescura de la que si carecen otras series actuales como Naruto o Bleach. Y creo que es por ese espíritu desenfadado que muestra la serie, ese "todo vale sin importar el por que o el como". Espero que al maestro Oda le dure la imaginación por mucho mas.

    Lo simple gusta. Lo simple y conocido vende.

    Luego aparecen excepciones como Death Note, pero a mi parecer, pasan mas por seinen que por shonen. Fue bastante rechazado por los jovenes japoneses debido a su complicada lectura y mas aceptado entre los adultos.

  • KeyzerSoze69 dice:

    Coincido contigo en los 5 elementos necesarios para que el shonen tenga éxito, que normalmente vienen asociados al sexto: la calidad.

    Y generalmente series que lo tienen todo para triunfar acaban fallando en uno de esos elementos: la trama.

    Le está pasando a animes como Naruto, le están metiendo horas y horas de relleno, que hacen que la serie vaya perdiendo interés.

  • Anónimo dice:

    No nos engañemos, todos los que hasta ahora leiamos/mirabamos shonen acabsa teniendo una edad y al madurar, como es lógico, ves la trampa y el cartón y uno se decanta más por los seinen...
    Pero para eso están las nuevas generaciones para seguir seriessin argumento... hasta que crezcan... y entonces llegarán otros... las editoriales lo saben, es un producto para un público determinado, al que en algún momento dejarás de pertenecer. Pero eso les da igual, porque el producto entonces ya no será parati.

  • Rabnee!! dice:

    Ahora que lo pienso, algunas series Shojo se parecen también, como Sailor Moon, y Sakura Card Captors. Se basan en el elemento de los enemigos y todo eso, dejando en segundo plano el elemento romántico, que es lo que caracteriza al Shojo. Y de igual forma captan la atención de las chicas y los chicos. Claro que yo prefiero las series Josei. Bye!