RE: El Falso Aficionado

Por

Volviendo de vacaciones de pascua y tras un largo tiempo sin postear, me encuentro con el post de Batto de Ramen para Dos como invitado estrella en el Blog de JB. Pues resulta que ha encendido una chispita dentro de mi. Su articulo sobre El Falso Aficionado me ha sorprendido; Sobre los fansubs mucho se ha dicho y discutido, pero no me había puesto a valorar seriamente el papel del aficionado, como consumidor y pirata dentro del mundo del manganime.

En general estoy totalmente de acuerdo con Batto con respecto al falso aficionado, salvando las generalidades. Excepto una: que la piratería es una cicatriz enorme y sangrante. Tal vez lo sea en la industria de la música, donde piratear el disco es atacar donde más duele. Pero no en el anime ni el manga, donde lo pirateable es una pequeña parte del pastel, que por cierto, todavía se está enfriando en el alféizar.
Digo que es una pequeña parte porque si hablamos de anime, las ediciones en DVD van principalmente dirigidas a un publico coleccionista y conocedor de la serie más que con la intención de abrir mercado.


Para abrir mercado y atraer un público nuevo está la televisión, y para ello los contratos con las cadenas emisoras. Por supuesto hablamos de la tele pública en la que para el público, la emisión es "gratis", de modo que no hay escusa de que en internet es mas barato... El problema aquí es el mal trato de las cadenas de televisión, con emisiones en horarios marginales y poca publicidad. Me hace gracia cómo han tratado Bleach, por poner un ejemplo que todos conozcamos, una serie más del palo comercial sin "chicha ni llimoná", la han relegado a horarios propios donde nos tienen (mal)acostumbrados a ver series de culto para los cuatro frikis. Que el antiguo canal 33 emitiera a las 00:30 Evangelion o Laín, me parece bien, sólo los que realmente están interesados en el anime lo verán. Pero se ve que estos dibujos tan raros van todos en el mismo saco, y Bleach acaba olvidada en la ignominia de la madrugada, en lugar de ponerla en el mejor horario infantil donde engancharía a legiones y legiones de preadolescentes recién salidos del cole que fliparían colorines viendo las espadacas de los shinigamis mientras se meriendan el bollicao (dokyo)... Recuerdo mi infancia con Dragon Ball cada tarde al salir del cole, así se ganó un puesto de honor en el fandom de por aquí y el apelativo de boom mediático... pero parece que en los nuevos tiempos las marujas se han adueñado del mando y el sofá para la hora en la que los niños vuelven de clase. Si emitieran Naruto a las 17:30, lo veríamos frente a una presentadora de sonrisa falsa, sentado en una butaca, junto a un cani y a una abuela y en la parte baja de la pantalla un rótulo impreso rezando algo como: "Mis amigos me dan la espalda porque llevo un zorro dentro..." Pero esa es otra historia.

A ver, que me desvío del temita:
Pues eso, que dicho ésto, opino que si hay crisis en las distribuidoras de anime, los factores son bien diferentes si hablamos de emisión por televisión o en DVD. En este caso, la piratería e Internet sólo perjudica a la parte de distribución en DVD y al público coleccionista, para nada al público televisivo, que ya tiene sus propios problemas. De hecho, si consiguieran enganchar a la gente mediante la televisión, surgirían muchos nuevos coleccionistas a los que saciar con ediciones en DVD, series íntegras, Cajas con extras y todo cuanto se les ocurra para exprimir los bolsillos.

Pese a que en la web pueda existir un mundo de otakus fanáticos, la realidad es que la sociedad todavía esta muy verde como para tratar el negocio del anime a gran escala como si se tratara del mundo de los videojuegos o el cine de acción.
Y no pongo en duda todas las iniciativas de las distribuidoras, como la venta de DVDs en grandes superficies, en kioscos, los packs 2x1 y las ediciones especiales. Todo es poco para atraer al público, y merecen mi aplauso y reconocimiento por invertir y lanzarse a lo desconocido. Pero hasta que no tengan de su parte a la televisión y ésta diga que el anime mola, la piratería, el alto precio de los DVDs, las malas ediciones o los doblajes pésimos no son más que piedrecitas en una comarcal que se dirige hacia la autopista.
Pero claro, la tele no dará el visto bueno hasta que las ventas no acompañen, y las ventas no acompañarán hasta que la tele no dé el visto bueno...oh, una bonita pescadilla mordiéndose la cola! No hay que ser tan pesimista! Poco a poco el trabajo de los fansubs va pasando de boca en boca y el fandom crece, la tele privada esta que sí, que no, que no sabe si mojarse el pie o lanzarse a la piscina del anime... sólo falta el directivo avispado que dé con la serie adecuada en el momento adecuado para prender la mecha.
Si hubiera habido todo el meneo que hay ahora cuando llegó Dragon Ball... la que se hubiera armado.Y por otro lado, tenemos el manga. Más ajeno todavía a este problema; si bien existen los scans, la gente que deja de comprar un manga porque puede verlo en la pantalla es todavía menor, o tal vez me equivoque, pues en este caso sí hablo desde el punto de vista de un coleccionista de tomos. Bajo mi criterio no hay punto de comparación entre pasar las páginas haciendo "click" o hacerlo a la antigua, disfrutando de la brisa y el sol sentado en el banco de algún parque, cuesten 5, 6 o 8€.
No niego que leo scans, pero si me gustan no tardo en pasarme a comprar el tomo en cuanto esté licenciado.
Tampoco hay que olvidar que el manga es un medio que cuesta difundir mucho más que el anime. Si bien la oferta de manga es mucho mayor que la de anime en nuestro país, los números no engañan: los mangas más vendidos son aquellos que han venido acompañados (a ser posible, precedidos) por un anime que les ha dejado al público en bandeja.

Por lo que en definitiva, si queremos que el manga goce de buena salud, debemos empezar a mimar el anime. Y hasta que el anime, fuera de las esferas de la red, no despegue, tampoco lo hará el manga. Y como he dicho antes, el principal problema para hacer que el anime despegue es ganarse a la tele, luego ya vendrán los DVDs, los estrenos en cine (otro día hablaré de esto) y la piratería con todos sus pros y contras...pero hasta entonces, hagamos todo lo posible por hacer este mundillo, nuestro mundillo, lo mas grande posible.

8 Comments

  • Biotess dice:

    Jo-pé, no me extraña nada que prefirieras hacer un artículo aparte, porque te habría salido un hipercomentario!

    Totalmente de acuerdo en la mayoría, aunque no creo que el manga esté tan esclavizado al anime como dices. Un ejemplo es Death Note, que el manga solito se ganó un éxito abrumador, para salir después el anime. Esto ocurre con la gran mayoría de mangas buenos: primero el manga, y después el anime para caldear a las masas.

  • Darth Vicman dice:

    Pero son excepciones, cuando un manga destila calidad por los 4 costados está claro que triunfará sin una serie de animación detrás, pero no nos engañemos, la realidad es la que comenta Odekiel.

    Si un aficionado le gusta mucho un anime y lee que la adaptación en manga es superior (con en la mayoría de los casos) irá a por el de cabeza, de otro modo sería más difícil que este se interesase por el manga.

    Digamos que este es el caso del consumidor medio de Manganime, los que se consideran otakus de pro y que Batto ha sabido muy bien describir en su artículo.

  • Biotess dice:

    Pues también es verdad, aunque hay bastantes mangas que se comercializan en España y que no tienen su contrapartida de anime.
    Por otro lado, hay mangas superwapos como Mushishi, que al no haber triunfado el anime tampoco alcanzan grandes ventas... desde aquí lo recomiendo ^^

    Por cierto, me encanta tu blog, ensegudia te hacemos un sitio en blogs amigos ^^

  • Oldekiel dice:

    Cuando digo que el anime ayuda mucho a las ventas de manga, me refiero a animes que se han emitido en la televisión pública española. Naruto, Inuyasha, Kenshin, Slam Dunk, One Piece...todas estas series se venden mucho mas que el resto por la simple razón de que la gente las conoce de verlas en la tele. No hace falta calentarse mucho la cabeza con silogismos para deducir que si se emitiera mas anime, el negocio prosperaría.

  • Darth Vicman dice:

    Gracias Biotes por tu comentario ;), antes mi blog era Retrofriki.

    Y que lo digas Oldekiel, más anime más afición y por una simple razón, si emites más el anime está más presente y conseguir que más gente se aficione a él y por consiguiente al manga.

    Los fansubs para mi hacen una grandísima labor pero la llave la tienen los canales de TV, mucha gente es reacia a ver anime subtitulado, y no es hasta que han devorado muchas series dobladas que deciden hacer el salto, pero la realidad es que da más audiencia la porquería de los programas de marujeo que los de anime.

    Qué tiempos aquellos cuando echaban Juana y Sergio, Campeones, X-Men ... o aquellas noches en Canal 33, snif.

  • Jeparla dice:

    Metes esto de comentario en mi blog y lo petas xDDD

  • croquetadormilona dice:

    ¡Ahí le has dado! Teniendo en cuenta el post al que respondes, has sabido dar perfectamente con el "quid" de la cuestión, el dinero(aunque no lo digas explicítamente). Si la fórmula se simplifica en: + pirateo = menos dinero para las empresas de animes y mangas = menos distribucion y peores precios; entonces y al ser mala la distribución televisiva, la pirateria en si misma y los fansubs no sólo no son contraproducentes sino que sustituyen de manera vital esa función distributiva. Si exceptuamos lo que seria las ediciones DVD que yo más bien enmarco en el pirateo audiovisual en general, y no a algo exclusivo del anime.

    Mi opinión es parecida ya que gracias al pirateo esas empresas que tanto se quejan habrán recibido al menos 150 € de mi parte,todos ellos en mangas, que por cierto también me bajo, y que de no ser por el pirateo no hubiera llegado a conocer. Y si el día que tenga pasta me gasto dinero en algo de anime o manga sera precisamente gracias a ese pirateo.

    Por cierto entre este post y el de las tramas te has ganado un puesto en favoritos hasta que me lea todo lo que tengas colgado. Sigue ahí.

  • Darth Vicman dice:

    Este comentario ha sido eliminado por el autor.